Reflexiones sobre la jubilación


Muchos de nosotros pensamos que deberíamos tomar alguna medida con respecto a nuestra jubilación. Los que somos trabajadores por cuenta propia pagamos nuestros autónomos pero sabemos que en el momento de nuestra jubilación la pensión que nos corresponda no será suficiente para cubrir nuestras necesidades.

Ahora os hablaré desde mi punto de vista particular. Siempre he creído que la base de nuestro sustento en la jubilación debería ser la pensión que recibiremos por parte de la Seguridad Social, pero así como nuestros padres han podido disfrutar su jubilación sólo con su pensión no creo que nuestra generación ni las que nos siguen puedan sobrevivir sólo con lo que recibamos por parte del sistema de pensiones la Administración del Estado.

No creo que el sistema de pensiones de jubilación desaparezca, son muchos los votos en juego como para plantearse un cambio drástico, pero si somos objetivos nos tenemos que dar cuenta de que el sistema tal como lo conocemos no puede sostenerse: la esperanza de vida cada vez es mayor, la natalidad es menor, los vaivenes de la economía esto comportará cambios legislativos en materia de pensiones que probablemente iremos viendo…

Esto me lleva a concluir que, si bien, sigo pensando que la base de nuestro sustento debería ser la pensión de jubilación que recibamos por parte de la Seguridad Social nos debemos asegurar un complemento que nos ayude a afrontar los gastos de nuestro retiro laboral con mayor tranquilidad. Ello requerirá un esfuerzo y una previsión por nuestra parte.

El mercado nos ofrece diversas opciones de ahorro para la jubilación, os comentaré dos: Los PPA (Planes de Previsión Asegurado) y los Planes de Pensiones.

Las características de un PPA son:

  1. Es un contrato de seguro. En realidad es un vehículo de ahorro a largo plazo que se integra en una póliza de seguro.
  2. Al ser un seguro debe ofrecer una garantía de interés, es decir, tiene una rentabilidad garantizada mediante técnicas actuariales.
  3. El contribuyente (ahorrador) es tomador, asegurado y beneficiario, aunque se pueden generar prestaciones en favor de terceros en caso de fallecimiento del contribuyente.
  4. La contingencia principal cubierta es la jubilación.
  5. Las aportaciones del partícipe generan unos derechos acumulados que no son embargables hasta que no se produzca la causa que provoque la transformación en prestación, es decir hasta la jubilación.
  6. Son movilizables a otros PPA o planes de pensión y tienen un régimen fiscal similar a los planes de pensiones.

Las características de un Plan de Pensiones son:

  1. Es una institución de previsión voluntaria y libre, cuyas prestaciones están orientadas a la jubilación. El individuo interesado se obliga  a través de un contrato a realizar unas aportaciones dinerarias a dicha institución.  Aquí ya observamos que aparecen diversos sujetos:
  1. Promotor del Plan. Es aquella institución financiera que insta la creación del Plan de Pensiones.
  2. Partícipe. Son las personas físicas que se adhieren al Plan y realizan las aportaciones.
  3. Entidad gestora. De carácter mercantil administra los bienes del fondo con las limitaciones previstas por la ley.
  4. Entidad depositaria. Aquélla que custodia los bienes integrados en el Fondo de Pensiones.
  1. Existen unos principios rectores:
  1. No discriminación. Cualquier persona que desee adherirse a un plan y cumpla con las obligaciones del mismo debe ser aceptada.
  2. Capitalización. Los Planes de Pensiones se instrumentalizan mediante sistemas financieros de capitalización.
  3. Irrevocabilidad de aportaciones. Las aportaciones del promotor de un Plan de Pensiones tendrán carácter de irrevocable, con independencia de su desembolso efectivo.
  4. Atribución de derechos. Las aportaciones de los partícipes a los Planes directas o imputadas, determinarán unos derechos consolidados y las prestaciones de los beneficiarios.
  5. Inembargabilidad de los derechos consolidados, no podrán ser objeto de embargo hasta el momento en que se cause la prestación.
  6. Integración obligatoria a un Fondo de Pensiones. La inversión de los recursos aportados por el promotor y los partícipes de una Plan se materializarán a través de un Fondo de Pensiones.
  7. Son movilizables a otros Planes de Pensiones o Planes de Previsión Asegurado (PPA).

Después de esta exposición, reconozco  que un poco farragosa, os doy mi consejo: si sois jóvenes y/o arriesgados id hacia un Plan de Pensiones, si veis más cercano el momento de la jubilación o tenéis un perfil conservador id a un PPA que sabéis que tenéis un interés garantizado.

Si os preocupa el tema, si ya lo habéis pensado pero no sabéis qué hacer… no dudéis en preguntarme.

Cristina Marzo.